La firma de indumentaria valenciana Eugenia Puertes nos presenta los trajes de Mariola Zapater Fajarí, fallera mayor 2020 y 2022 de la comisión de la falla Ripalda-Beneficencia-San Ramón.

Para Eduardo Puertes e Inmaculada Calap, responsables de la firma, confeccionar los trajes que formarían parte del reinado de Mariola ha supuesto una gran satisfacción, ya que la han visto crecer. Y es que ya confeccionaron los trajes que lució en 2004 y 2007 cuando fue fallera mayor infantil de esta comisión. “Este año ha sido un reto para nosotros, ya que, además de arreglarle los trajes que ya tenía, buscábamos algo diferente, que impactara, pero a la vez respetara rigurosamente la indumentaria tradicional valenciana”. 

En Eugenia Puertes se cuida cada detalle con cariño, desde los zapatos hasta las puntillas, y así se ve reflejado en el impecable trabajo que nos muestran. “Tanto Mariola como su familia han confiado siempre en nuestro trabajo, habiendo restaurado anteriormente un espolín Carpio y un Asunta de Garín que pertenecieron a su madre y que forman parte de su colección personal”.  Y es que siempre que confeccionan un traje, en Eugenia Puertes tienen en cuenta el valor personal que este tiene para cada valenciana.

TRAJES

1.- Brocatel verde y plata de Vives y Marí con cuerpo del s. XVIII sin almenas. Se ha combinado con un  pañuelo y delantal de cadeneta en organza bordado en blanco con lentejuela plateada.

2.- Damasco en seda rayado de Gironés, combinado con petillo fucsia al tono de las rayas y puños con botones forrados. El pañuelo y delantal son de mouselina bordados en cadeneta con entredós y puntilla.

3.- Seda Jacarandas azul Prusia de Compañía Valenciana de la Seda. Es el traje que Mariola eligió para lucir en su exaltación como fallera mayor 2020. Lleva cuerpo almenado combinado con un pañuelo y delantal de cadeneta en organza bordado en plata y lentejuela.

4.- Traje confeccionado con un espolín Reina de Garín. Lo lució Mariola en su exaltación como fallera mayor 2022, con cuerpo almenado y manga al codo. Las puntillas en las mangas fueron compradas en un anticuario y datan de principios del s. XX. Se ha combinado con un pañuelo y delantal de cadeneta en organza con oro y lentejuelas.

5.- Espolín antiguo crema sin metal, con cuerpo de manga de farol sin cinta en el escote, siguiendo los cánones de la época. La falda está guarnecida con pasamanería en oro viejo. El pañuelo y delantal en cadeneta de tul con oro y lentejuelas y dibujo clásico de palmas.

7.- Falda de seda combinada con un justillo al tono de uno de los colores de la falda. El pañuelo antiguo, comprado en un anticuario, es de batista fina bordado, en blanco y cadeneta y data de mitad del s. XIX. El delantal de seda de cuadros lleva una pasamanería para su terminación.

 

 

 

Artículos relacionados

Mireia Cebrián Pellicer y L’Agulla d’Or Mireia Cebrián Pellicer y L’Agulla d’Or
Eusebio Sánchez, pasado, presente y futuro vinculado a las Fallas Eusebio Sánchez, pasado, presente y futuro vinculado a las Fallas" >Eusebio Sánchez, pasado, presente y futuro vinculado a las Fallas