Carro vacío

JulioSolo han pasado un par de meses, pero ya lo echo a faltar, y mira que es difícil que diga yo esto de un miembro de Junta Central Fallera. Igual me estaré haciendo mayor y son los años los que te hacen valorar más a las personas por lo que son, y menos por lo que aparentan ser. El caso es que no sé realmente qué hiciste, o quizás qué no quisiste hacer, para que te dieran la patada.

Estoy convencido que callarás elegantemente, aunque con el tiempo, un café y media lengua, igual acabas rompiendo ese compromiso y señorío que contigo no han tenido, desvelando los verdaderos motivos. Porque la lógica dice que cuando alguien es serio en su trabajo, logra sembrar cordura donde flora la vesania, y recolecta el respeto del gentío más allá de ideologías, no es de recibo ser apartado del equipo titular, de no tener posiblemente un jefe muy zote, un pelele en la atalaya o un patrón en Singapur.

Pero todos sabemos desgraciadamente cómo funciona esto, y sobrevolaron los paladines de la guía de la ‘esposa’ perfecta para poner a su particular Celades al frente del equipo. Con su singular libro de estilo bajo el brazo, mostró que amor con amor se paga, y aunque la pasión por los colores sea perfectamente lícita, la grada es la que con el tiempo siempre acaba dictando sentencia. Más si un nuevo Astray se viste de naranja, la realidad acaba saliendo a la luz, pues como diría el niño de Elche, hoy en día, el acto más revolucionario es escuchar.

No hubo que esperar mucho, en apenas dos meses y precisamente en el feudo naranja por excelencia, engalanado más naranja que nunca para la ocasión. La grada escuchó, entre distorsiones y acoples, la incapacidad manifiesta de una gestión de feria. Exudando hasta la extenuación, los falleros pudieron ver en qué manos estamos, el nivel organizativo, y la capacidad de sorprender al respetable, racaneando hasta en camisetas.

Pero tranquilos, que todos tengamos claro que la culpa siempre será de otros. Por mucho que el aire acondicionado no se encienda a tiempo; que se cite más tarde que nunca a las protagonistas, con la aglomeración que esto conlleva; que se apague la luz con los vomitorios y el anillo colapsado; que el espectáculo sea una castaña de padre y muy señor mío, por mucha voluntad que le pusieran los falleros embarcados en la caótica organización; o que ahora busquen los iluminados a sueldo soluciones para justificarse de un ridículo propio espantoso. Esperpento que pudo evitarse si, como se hacía, el regidor, un profesional que cobra por, entre otros, esos quehaceres, hubiera tenido la lista en el instante adecuado, aunque solo fuera de comisiones, un encargo de discreción asegurada que hubieran impedido el bochornoso espectáculo que ahora buscan minimizar poniendo a 60 mujeres y 60 niñas frente a sus ‘verdugos’.

Como rezaría el twitter del Valencia CF tras la humillación del 5-0, “es lo que hay”, la Concejalía de Ferias y Fiestas ha vuelto, pero sin fiestas. Solo con una feria cutre y desnortada, donde para vergüenza del colectivo, el coordinador general y secretario general del ente fallero olvidó la educación que se le presupone, y ultrajando la solemnidad del momento, nombró a las candidatas a Falleras Mayores de Valencia como si vociferara en feria: “¡otra muñeca Chochona!”.

Cómo te eché a faltar, amigo Ramón.

AlejandroUna vez pasado el periodo estival, de nuevo la maquinaria fallera se pone en marcha. Llega el mes de septiembre y, sin duda, las falleras son las protagonistas. Cuando lean este artículo ya conocerán los nombres de las 13 señoritas y las 13 niñas que pasarán a la última fase del proceso de elección de nuestras máximas representantes. A ellas las conoceremos el próximo 16 de octubre en el acto del nombramiento, más conocido por todos nosotros como ‘la llamada’. Dos nombres escribirán de nuevo una página de la historia de nuestra fiesta y aquí estaremos para contárselo. Hasta la fecha, solamente desearles mucha suerte a todas ellas.

Y mientras tanto, como comentaba, la maquinaria se pone en marcha, y también lo hace en el máximo ente fallero, JCF. Una nueva directiva que como siempre en sus inicios ilusionada trabajará para que nuestra fiesta de nuevo, sea ejemplo de un trabajo excepcional gracias a los falleras y falleras. Nuevas caras en esta directiva que esperemos trabajen incansablemente por y para nuestra fiesta, en pro del beneficio general, que no particular, y con solo miras de velar por lo que tanto queremos y apreciamos. Espero y deseo que el entusiasmo inicial perdure durante todo el mandato y que no ocurra lo de los últimos años.

Llega el mes de octubre, un mes donde la falla es la auténtica protagonista, donde nuestros artistas nos mostrarán los proyectos que lucirán en nuestras calles el próximo mes de marzo. Antes de verano se habló y mucho de medidas y volúmenes. En este ejercicio nos daremos cuenta de su materialización o no, veremos si finalmente hay un acuerdo para poder salvar el oficio y la economía de los talleres falleros, veremos si finalmente se lleva a cabo lo de ‘la unión hace la fuerza’ y vamos todos a una o no. Sin duda nos encontraremos con una nueva situación que esperemos, como mínimo, alivie a quien verdaderamente tiene problemas. Esperemos que todos y todas, desde nuestros sectores, creamos verdaderamente en el #volemfalla y no se quede en nada.

De nuevo finalizo una columna con un recordatorio triste y doloroso, y por desgracia no es la primera vez en este ejercicio. Quiero enviar desde estas líneas un abrazo enorme, gigante a la familia de los ‘bergones’ y a la gran familia del Botànic por la gran pérdida que hemos sufrido este verano de una gran persona y un enorme fallero. Todos nos quedamos sin palabras cuando nos enteramos de que Vicen, nuestro querido Vicen, nos dejaba este verano. Un dolor muy inmenso para toda su comisión, pero también para la gran familia fallera de la ciudad. Una persona trabajadora, amante de nuestra fiesta, de su gente. Una persona que siempre recordaremos por su amabilidad, su responsabilidad con todo lo que contenía la palabra falla. Una persona querida y que siempre te hacía sentir como en casa cuando cruzabas la puerta del casal. De verdad que cuesta mucho escribir estas líneas, pero el mundo fallero siempre estará en deuda contigo. Descansa en paz amigo, te echaremos mucho de menos. DEP.

Página 10 de 37